viajeros4x4x4.com:
Alaska, Canadá, Estados Unidos, Guías de Viaje, Ruta hacia el Ártico: la Dalton Highway, Ruta Panamericana, Ruta Translabrador y Terranova

177- Cómo evitar que te coman los osos

(ENGLISH VERSION AVAILABLE BELOW)
Oso grizzlie a los pies de la ruta

Oso grizzlie a los pies de la ruta

– ¿Sabes cuál es la mejor manera de evitar que te coma un oso? –me preguntó Anna poco después que ahuyentara mi primer oso negro esgrimiendo amenazadoramente una cuchara y la taza plateada del café con leche.

– A ver… contame…

– Para evitar que te coma un oso hay que salir a caminar en grupo… y correr más rápido que el más lento. Ahí seguro que no te come.

La auténtica Anna, de espíritu sagaz y levemente malvada, volvía a salir a la superficie.

– Qué… ¿quieres echarte una carrerita?

Nunca me dijo que sí, pero empezó a correr.

Esta vez detrás no había ningún oso. Y si estaba observándonos escondido entre los matorrales del Yukón, tenía más curiosidad que hambre.

Hacía tiempo que no veíamos animales salvajes. Hablo de esos que te pueden comer, claro. Habíamos visto montones de llamas, ciervos, choiques, camioneros, serpientes, taxistas y hasta algún cocodrilo por Sudamérica. Incluso un oso hormiguero gigante en Guyana o monos, perezosos y conductores de autobús en Centroamérica. Pero auténticos osos, osos negros o grizzlies, solo en los zoológicos.

Y eso, el riesgo de estar caminando por un bosque mano a mano con la vida más salvaje, hace del norte del continente americano una zona especialmente atractiva. Pura adrenalina.

Por eso, a medida que devorábamos kilómetros por ese túnel verde que es la ruta que asciende hacia el Ártico por la Columbia Británica y Yukón, Canadá, comenzamos a levantar todos los folletos que encontrábamos que no fueran listas de hoteles o campings. Hay tantos y tantos papeles y revistas gratuitas con indicaciones fiables que comprar una guía ya no es imprescindible.

Si un oso se te acerca gruñendo y salivando es porque está estresado. Lo que tienes que hacer es plantarle cara.

El que escribió ese folleto todavía debe estar riéndose en su oficina… eso solo lo puede decir un oso infiltrado en el sistema o alguien que sale a caminar por el bosque con galletitas para osos.

Te pones en pie sobre una roca o un tronco caído y mueves despacio los brazos hacia arriba y hacia los lados mientras le hablas al oso en tono suave y amistoso.

– Eeyy maan, toodooo bieeen. Paaz, paaz y amor. Yo voy por mi lado, tu vas por el tuyo, y como si no nos hubiéramos visto. ¿Okay? ¿Entiendes? No me jodas, espero que sí, porque si tengo que decirte todo esto en inglés  no me sale ni la mitad con estos nervios…

Si en ese momento el oso corre hacia ti lo más probable es que sea una carga defensiva para amedrentarte y se detenga a pocos centímetros de tu cuerpo. Tienes que aguantar tu posición ya que si corres tienes miedo. Y si tienes miedo, eres una presa.

Eso, que sepan quién es el jefe. Como en África, si ibas caminando por la selva y veías un león tenías que quedarte quietito y esperar a que se levantara y se fuera. Eso al mediodía, que es la hora de la siesta. Si es al amanecer o al atardecer, lo único que puedes hacer es volverte invisible. Lo sugestionas diciendo soy un arbusto, soy un arbusto y no me ves porque soy un vegetal y los leones no son vegetarianos…

Si el oso solo quiere hacerte saber quién manda, tendrás tu oportunidad de comenzar a moverte despacio y alejarte. Eso sí, nunca le des la espalda.

Recuerda que lo tienes resoplando a menos de un metro de distancia. Si aún no te has cagado encima, eres mi héroe.

En cambio si el oso te mira fijamente sin quitarte los ojos de encima y mantiene sus orejas erguidas eso ya no es una carga defensiva. Prepárate para defenderte.

Eso, tú mírale las orejas. Todo el rato. Y si las tiene tiesas, recuerda que los osos no solo comen frutas silvestres. También necesitan proteínas. Cazan ganado, cabras salvajes, alces, ciervos y, ¿cómo era que te llamabas?

En este caso tienes que pelear por tu vida. Lo mejor es dejarte la mochila puesta para que te proteja la espalda y preparar el aerosol anti osos, que debe estar dirigido siempre a la altura del suelo porque los osos cargan corriendo a cuatro patas. Nunca lo tires en contra del viento.

Mierda, tendría que haber comprado el aerosol anti osos aunque costase treinta dólares…

Si no tienes aerosol y te ataca un oso negro, dirige tus golpes a su cara y sus ojos. Si el que te ataca es un grizzlie, hazte el muerto, déjale que te zarandee un rato hasta que se aburra y se vaya.

El folleto, muy bien impreso por la gobernación del territorio de Yukón, no aclara que hacer en caso de un ataque de un oso blanco. Se dice que son los peores.

Por lo general si te encuentras un oso negro o un grizzlie y ha percibido tu presencia, te mirará desde lejos un momento y volverá a meterse en el bosque. Para ellos el ser humano también es peligroso. Si estás en su camino tienes que dejarle espacio para que pase. Bastante espacio. Pero si tienen hambre o te perciben como una amenaza para ellos o sus crías, prepárate.

Vuelve a la página uno.

De momento, aparte del encuentro con el oso negro en el campamento de Yukón cuando íbamos a empezar a cocinar, solo vimos osos a través de la ventana de la furgo, junto a la carretera. En la Columbia Británica eran todos osos negros solitarios y hembras pacíficas con crías curiosas. En Yukón fue más mezclado, osos negros y grizzlies con crías. En Alaska, osos grizzlies pescando salmón.

¿La ruta? Bien, gracias.

En realidad, hermosa y aburrida. El camino hacia Fairbanks, por la autopista de Alaska que comienza en Canadá, está rodeado casi permanentemente de bosque cerrado. De a ratos aparecen decenas y decenas de lagos llenos de mosquitos hambrientos muy interesantes, algún río caudaloso que a mediados de julio todavía arrastra restos de hielo y montañas que esconden glaciares a su espalda.

Sin duda, es tierra todavía salvaje, bastante virgen, con poblaciones aisladas y cientos y cientos de kilómetros de ruta monótona e interminable.

–          ¿Como la Patagonia? –me preguntó un amigo el otro día por internet.

–          No, peor. De Buenos Aires a Ushuaia habrá poco más de tres mil kilómetros de llanura abierta. Aquí, desde Vancouver hasta Prudhoe Bay hay como cinco mil kilómetros sin contar los desvíos.

Y eso es mucha, mucha, mucha ruta.

———————————————————————————————————————————-

The Road to the Arctic 2: How to avoid being eaten by a bear 

“Do you know the best way to avoid being eaten by a bear?” Anna asked after I scared away my first black bear by menacingly wielding a spoon and the metal cup of cafe latte.

“Let’s see… you tell me…”

“To avoid being eaten by a bear you must walk in a group of people… and you only need to run faster than the slowest person. Then you won’t be eaten for sure.”

The real Anna, of the shrewd and slightly wicked soul, was coming back to surface.

“What!… Would you like a short run?”

She never said yes, but started to run.

This time there was no bear behind. And if there was one hiding in the bushes of the Yukon, watching to us, it was more curious than hungry.

It’s been a long time since we’ve seen wild animals. I mean those ones that can eat you, of course. We had seen lots of llama, deer, ostrich, truck drivers, snake, taxi drivers and also some crocodiles in South America. Even a giant anteater in Guyana and monkeys, sloths and bus drivers in Central America. But the real bears, black bears or grizzlies, only in the Zoo.

And this fact, the risk of walking through a forest hand by hand with wildlife, makes the North of the American continent a particularly attractive area. Pure adrenaline.

So while devouring kilometres thru that green tunnel that is the road that goes towards the Arctic thru British Columbia and the Yukon, Canada, we started to pick up all the brochures we found except for the hotel and campground ones. There were so many leaflets and free magazines with detailed information that buying a guide was not necessary.

If a bear approaches you, growling and salivating, is because it is stressed. So what you have to do is stay quiet and stand by. Whoever wrote this brochure should still be laughing in his office… this can only be said by a bear infiltrated in the system. Or by someone who walks in the forest with cookies for bears.

You stand up on a rock or a fallen log and move your arms up and to the sides slowly while you talk to the bear in a calm/soft and friendly voice. Eeeey maaan, everything is ok. Peace and love. I’m going my way, you go your way and as if we’d never seen each other. Okey? Understand? Don’t fuck me, I hope so. If I have to tell you that in English, I won’t be able… I’m so nervous…

If in that moment the bear runs towards you, it is possibly a defensive charge to scare you. It will probably stop at a few centimeters of your body. You have to hold your position because running away will mean you are afraid. And if you are afraid, you are a prey. Right, they have to know who is the boss. Like in Africa, when seeing a lion while walking in the jungle, you had to stay quiet and wait for it to stand up and move away. That might happen at noon, siesta time. If it happens at dusk or at dawn the only thing you can do is trying to become invisible. You suggest yourself thinking ‘I’m a bush, I’m a bush and you are not seeing me because I’m a plant, and lions are not vegetarian’…

If the bear only wants you to know who is in charge of the situation, you will have your chance to move away slowly. But always facing him, never show your back. Remember that you have a bear snorting at less than a metre of distance from your face. If you still haven’t shit on your pants, then you are my hero.

But if the bear stares at you constantly and keeps its ears straight, it is not going to be a defensive charge. Get prepared to defend yourself. So you keep on watching his ears. At all time. And if it has them straight, remember that bears don’t feed themselves only on wild fruits. They need protein, too. They hunt cattle, mountain goats, moose, deer and, sorry…, what was your name?

In this case you have to fight for your life. It is best to leave your backpack on to protect your back and get the bear spray ready, directing it to the ground level because bears attack running on four legs. Never spray it against the wind.

Fuck, I should had bought the bear spray although it cost 30 dollars…

If you don’t have bear spray and a black bear attacks you, direct your fists to hit its face and eyes. Remember you are fighting for your life. If a grizzly attacks you, play dead, let it shake you up for a while until it is not interested on you anymore and goes away. The brochure, nicely printed by the Yukon Government, doesn’t say anything about what to do in case of a polar bear attack. But it is said they are the worst ones.

Usually, if you see a black bear or a grizzly and they’ve noticed you, they will look at you for a moment from a distance and they will walk into the forest again. For them, humans are dangerous, too. If you are on their way, give them enough space so they can move away.

But if they are hungry or they see you as a menace for them or for their cubs, get ready. Go back to page one.

So far, aside from the encounter with the black bear in our camping spot in Yukon when we were starting to cook dinner, we’ve only seen bears through the window of the van, on the side of the road. In British Columbia most of them were lonely black bears and females with curious cubs. In Yukon we’ve seen both, black bears and grizzlies with cubs. In Alaska, gorgeous grizzlies fishing salmon.

And the road? Fine, thank you.

Actually, it is beautiful and boring. The road to Fairbanks from the Canadian highway is constantly surrounded by thick forest. From time to time you find dozens of very interesting lakes full of hungry mosquitoes, a rushing rivers dragging some chunks of ice, even in July, and mountains hiding glaciers on their back side.

No doubt, it is still wild land, quite unspoilt, with isolated villages and hundreds and hundreds of kilometres of a monotonous and never ending road.

“Like Patagonia?” A friend asked me on internet.

“No, worst. From Buenos Aires to Ushuaia there is a bit more than 3000 km of open plains. Here, from Vancouver to Prudhoe Bay, there is about 5000 km, not counting detours.”

And this is a long, long, long way.

Acerca de viajeros4x4x4

El 20 de junio del año 2000, Pablo y Anna partieron de Barcelona para dar la vuelta al mundo en 4 años, en una furgoneta Mitsubishi L300 2.5 diesel 4x4 de 1991 bautizada La Cucaracha. 16 años después todavía seguimos en la ruta...

Comentarios

5 comentarios en “177- Cómo evitar que te coman los osos

  1. de buenos aires a ushuaia hay mas de 3.000km!
    (te lo dice un santacruceño)

    Publicado por guido | 18 julio, 2011, 19:21
  2. muy bueno el blog y el post!

    Publicado por guido | 18 julio, 2011, 19:21
  3. Gracias Guido, corregido!

    Publicado por viajeros4x4x4 | 20 julio, 2011, 6:07
  4. Bueno que tu estas loco??? Si pudiera me iria con ustedes para fotografiar todas esas locuras tan chidas que estan viviendo. Un saludote amigos

    Publicado por fredy | 21 julio, 2011, 1:19
  5. jajaja…yo haría como tu amigo Fredy…me he reído con tu relato,parece el libreto de un stand up….
    Nunca he visto osos asi,solo los polares prisioneros en el zoo…deprimente..
    Me gustaría verlos asi libres….y sacarles fotos…eso si,con un buen tele,por las dudas….
    Abrazos….

    Publicado por Marce | 22 julio, 2011, 9:17

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

SIGUENOS EN TWITTER Y FACEBOOK @viajeros4x4x4

Si una fotografía vale por mil palabras, un libro vale por mil fotografías.

EMPRESAS QUE COLABORAN CON LA VUELTA AL MUNDO EN 10 AÑOS

Mapa de La vuelta al mundo en 10 años

Mapa de La Vuelta al Mundo en 10 Años

De dónde llegan los amigos

TWITTER @viajeros4x4x4

  • Así se organizan en #renfe cuando cortan un tramo de vida en Catalunya. Desastre absoluto hoy en la conexión entre… twitter.com/i/web/status/1… 1 day ago
  • RT @chemapizca: - ¿De dónde viene usted? - De Mérida. - ¿Lleva algún tipo de estupefaciente? - No. - ¿Le gustaría llevarlo? Tenemos de todo… 3 days ago
  • RT @JonInarritu: Avui és un dia important per a la ciutadania de Catalunya i per tant per a mi també. Tot el meu suport i solidaritat a to… 1 week ago

– – – – – – – – – – –

Biblioteca de viajes

Publicidad